Abbildungen der Seite
PDF
EPUB

MACON, PROTAT FRERES, IMPRIMEURS

HISPANIQUE

Recueil consacré à l'étude des langues, des littératures et de l'histoire

des pays castillans, catalans et portugais

[merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small]

ALPHONSE PICARD ET FILS, ÉDITEURS
Libraires des Archives nationales et de la Société de l'École des Chartes

82, RUE BONAPARTE, 82

[ocr errors]

ESTANTIGUA

Bastante se había escrito de esta palabra (Zeitschr. V, 243; XV, 228; Rev. Lusit. III, 159; Rom. XXII, 482; Krit. Jahresbericht IV, 314), pero sólo de su etimologia; últimamente la señora Michaëlis, en un artículo titulado Estatinga estantiga ? de la revista etnográfica « A Tradição » (Lisboa 1899), resume y completa la cuestión etimológica y se hace cargo además de la superstición á que la palabra alude, estudiandola en Asturias, Galicia y Portugal. La lectura del trabajo de tan erudita autora me despierta las siguientes considederaciones.

El primer elemento del compuesto estantigua, hueste, aparece separado del adjetivo antigua, no sólo en Asturias sino en otras regiones. El Auto de los desposorios de Moysen, que se halla en el llamado « códice de autos viejos », hace decir á un villano criado de Jetró, enojado contra su compañera de servicio : « ofrezco a la mala gueste tan endiabrada mochacha », y después, el mismo villano, temblando del coraje que vió en Moisés, dice á Jetró que no le traiga á su casa : « quedele á la mala gueste, no le ynbie a llamar' ». La tierra a que esta expresión pertenece debe ser Salamanca, tipo del habla villanesca de nuestro antiguo teatro.

1. Biblioteca Nacional, Manuscritos, Vv. 20, fol. 207 a y 211 a. En el mismo auto (fol. 208 b) un viejo dice : « pensé que qualque estantigua me avie tragado ».

Que huesle antigua haya pasado á est-antigua, se podría explicar por una de tantas reducciones de ué acentuado á é, como en flueco fleco; pero tanto por no hallar sola la forma este, como por no conocerse otros ejemplos de ue=é inicial de palabra, debe atribuirse la reducción del diptongo á haber quedado átono al soldarse el substantivo ueste con el adjetivo antigua. Es mero castellanismo la forma gallega estantiga que se halla en el Diccionario de Valladares, y la portuguesa estatinga que motiva el artículo citado de la Señora Michaëlis.

Vengamos al significado primitivo de la voz.

El más antiguo ejemplo de esta expresión que se ha citado lo ofrece el Poema de Fernán González; los vasallos del Conde se quejan porque su señor les trae eternamente en guerras :

Folgar non les dexa, nin estar asegurados.
Diçien : non es esta vyda sy non para los pecados,
Que andan de noche e de dia e nunca son cansados;
Asemeia a Satanas, e nos a los sus pecados.

Porque lidiar queremos e tanto lo amamos,
Nunca folgura tenemos sy non quando almas saquamos;
A los de la ueste antygua aquellos semeiamos,
Ca todas cosas cansan e nos nunca cansamos.

(Coplas 332 y 333.)

Hoy güeste ó güestia en Asturias vale « procesión nocturna de finados » (Rato), « procesión de fantasmas á modo de entierro que se aparece por la noche » (Vigón), y en castellano moderno se usa estantigua con el significado vago de « fantasma »; por esto no se ha notado que en el Poema de Fernán González ueste antygua significa « ejército de demonios ó pecados, que acompaña á Satanás » sin que haya motivo alguno para creer que

la misteriosa procesión de almas en pena, que hoy atemoriza a los aldeanos de las montañas de Asturias y Galicia, hubiera recorrido también los campos de Castilla en el siglo XIII.

La acepción que tiene estantigua en el Poema de Fernán González, aparece también clara en otro texto anterior, hasta

« ZurückWeiter »