Abbildungen der Seite
PDF
EPUB

1

20.

santa, y al propio tiempo con la abundancia de riquezas tem porales.

15. Estas nos llenaron de soberbia, y á los estraños de envidia, y por poseerlas nos brindaron con su ilustracion necia para robarnos la fe y los bienes, y hánlo conseguido y que nos apartemos de Dios.

16. Lo hemos provocado con nuestras falsas teorias, y le hemos irritado con nuestros desórdenes.

17. Hemos ofrecido nuestros obsequios al demonio y sus errores : han venido á ocuparnos doctrinas у vicios

que nuestros padres ignoraban. 18. ¡Oh España! abandonaste al Dios que te crió, y'te olvidaste de sus beneficios.

19. Vió esto el Señor y se movió á ira, porque le han provocado sus hijos e hijas, en quienes puso su particular cariño.

Y dijo: Escondere de ellos mi rostro; los abandonaré, no los escucharé, veré cual ha de ser su paradero, y cuando esten envueltos en los males

que

los han de acabar, los consideraré como víctimas de mi justicia, porque es una raza perversa, é hijos infieles.

21. Ellos me han provocado con sus impiedades; yo los provocaré retirándome de ellos, porque me lanzan, porque ya no quieren mi Religion, y me iré, y la llevaré a otro pueblo que ellos tengan por

necio

у bárbaro. Mi venganza está ya pronta ,

ya pronta , caerá sobre los impios, y el fuego de las discordias abrasará hasta las entrañas de los montes.

23. Amontonaré, males contra ellos, y emplearé en su castigo todas mis saetas.

24. Serán consumidos de hambre; sus cadáveres quedarán insepultos para pasto de las aves; los armą. ré, cual bestias, unos contra otros, y el furor de los estraños les morderá con mordedura amarga.

22.

25. En los caminos y campos los desolará la pada, y en sus domicilios el pabor , sin que se ] ni el joven, ni la virgen , ni el niño, ni el ancian

26. ¿Llegaria ini furor hasta que se preguntase ellos y no diese alguno razon porque se acabó su tencia, y quedarán borrados de la lista de las na nes, y de la memoria de los hombres? 27.

Mas ¡oh misericordia del Señor! ;oh cont de nuestra ingratitud! lo he retardado y estoy ry dando porque no se glorien sus ene sigos, y se c que ellos solos han podido destruirlos, como tendian.

28. Estos viles enemigos de España son gente consejo ni prudencia;

29. O si ellos y nosotros tuviéramos sabiduría dadera é inteligencia, si previéramos el fin de trastornos,

30. . Y como uno solo puede perseguir á mil dos poner en fuga á diez mil, cuando Dios los er ga

á manos de sus enemigos y los ciega.... 31. Porque nuestro Dios no es Dios de mei

que ellos adoran; y nuestros mismos en gos serán testigos, y á su pesar nos harán justici

32. Ellos procediendo de mal origen se han h peores, y han dado lugar á que mi viña, la Esj escogida , dé frutos amargos.

33. Hiel de dragones es lo que dan á beber buenos, y veneno de áspides insanable.

34. Pero ¿ crecis, oh españoles, que Dios tien vidadas todas estas cosas, y los frutos amargos şu viña le ha producido? no por cierto; todo lo go sellado, dice el Señor, y registrado.

35. Mia es la venganza; yo les daré el pago : tiempo para que resbale su pie: cerca está el dia su perdicion, y el plazo se apresura á venir.

como el

los

36. Juzgará el Señor å su pueblo, y consolará á

que se vuelvan á él y se hagan dignos de su misericordia. Verá que se ha debilitado la fuerza de los inicuos, y que todos los encerrados

у
los

que quedaren fuera han perecido.

39. Entonces les dirá, y los buenos con el Señor, ¿dónde estan vuestras sofisterías, en las que confiábais?

38. A merced de las cuales engrosásteis vuestras fortunas, y comisteis la sustancia de la patria ? Levántense ahora vuestros corifeos, vengan en vuestro socorro, y amparen á los seducidos, en su ruina. 39. Ved ya que no hay mas que nuestro Dios

y su Religion santa : él es el que puede herir y sanar, quitar la vida y restituirla, y ninguno de esos filósofos dementados os librará de su mano.

40. Alzará el Señor su mano omnipotente, y dirá: vivo yo para siempre.

41. Si afilare mi espada, y mi mano se levantare para

hacer justicia , volveré la venganza á mis enemigos, y haré ejemplares en los

que me aborrecen. 42. Embriagaré mis sactas en sangre; haré sacien en la batalla, y de los que despues de rendidos sean degollados y perezcan, de todo tomaré venganza, hasta de los improperios y maltrato dado a los cristianos.

43. Alabad ¡oh españoles! á los fieles constantes en la piedad, porque su sangre será vengada, y el Señor será propicio con vosotros si estais firmes en la observancia de su ley.

44. Aplicad todos vuestra atencion a la historia de nuestra patria y sus desgracias, para que la enseñeis á vuestros hijos, y que guarden y cumplan lo que la Religion les enseña, sin mas provocar al Señor siguiendo a la turba de impios escandalosos ó hipós

que se

critas

que

lo

que intentan es la miseria, la rui... irreligion para nosotros.

45. Porque no en valde nos suceden estas y si el Señor ahora por su justicia nos castiga ! tambien á su vez, y no tarda ya, el escarmier bido en los que le odian y nos persiguen.

[ocr errors]

!

Nota. Es casi literal el testo del P. Scio,
que no lo está , se ha tomado de las notas y
positor Cornelio Alapide.
OTRA. Deseariamos

que los señores Curas
al fin de la misa pro populo los dias festivos,
tes de decir los actos de fe, leyeran á los se
este Cántico, para que entrando en sí mismos
nociendo
por triste esperiencia los males

que traido la impiedad y corrupcion de costumbi afirmasen en la fe de nuestros padres, y en: bien á la generacion naciente; seriamos mas feli con ese aire mefítico de libertinage brutal en van meciendo, y nuestro gran Dios apartaria y; bre nuestras cabezas la mano poderosa de su jus

23.3:33:3:9:9:2:33:3:33:3:3:9:3333:66:

EXORTACION PASTORAL

que dariamos á todos los españoles en las circunstancias presentes, si fuéramos sus Obispos.

A todos los españoles católicos , salud en nuestro

Señor Jesucristo.

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de las misericordias y Dios de toda consolacion, que nos consuela en nuestra tribulacion раra que podamos consolaros á vosotros, constituidos tambien en grande tribulacion y angustia. Consolémonos mútuamente en Dios nuestro Señor, amados hermanos puestros, en nuestra tribulacion, sabiendo que esta es la rica herencia de los hijos de Dios, y que á ella estan unidos los grandes é infinitos premios que nuestro buen padre Dios tiene reservados para los

que padecen por la gloria de su nombre. Grande será nuestro galardon en aquella casa que Dios ha edificado para nosotros y todos los que le aman. No olvideis jamás, y tened siempre grabado en vuestro corazon, que todos los que quisieren vivir piadosamente en Jesucristo han de padecer persecucion; y que no serán coronados de gloria eterna sino los que peleasen como buenos soldados de Jesucristo, ni olvideis que cuanto en esta vida se puede padecer no es condigno, es nada en comparacion de la gloria que os será revelada у

concedida. ¡Dichosos mil veces si os es dado padecer

por Jesucristo! Том. І.

2

« ZurückWeiter »