Abbildungen der Seite
PDF
EPUB

1

[graphic][subsumed][subsumed]
[ocr errors]
[merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small]

al Pueblo cristiano español, ó sea Paráfrasis - libre del Cántico de Moisés (Deut. cap. 32),

ó una imitacion del mismo.

[ocr errors]

I.

2.

Oid ;oh españoles! lo que hablo: oiga tambien la nacion toda las palabras y doctrinas de la Voz de la Religion.

Las verdades que ella os publica penetren y hagan asiento en vuestros corazones, como la lluvia que se condensa en las nubes lo hace cuando cae en una tierra muy seca.

Las palabras de verdad que os haya predicado, y las que va á anunciaros, sean como una lluvia que cayendo en vuestras almas como en tierra bien preparada, las haga fecundas y producir frutos de vida.

3. Porque invoco la Religion en nombre de Dios, predicad vosotros su grandeza.

4. Sus obras son perfectas, y todos sus caminos justicia; es fiel el Señor y sin iniquidad , justo y recto en todo lo que hace con nosotros.

.

396

5. Hemos pecado contra el Señor;. nos hemos he cho indignos de llamarnos sus hijos, y nos hemos convertido en una generacion torcida y perversa.

6. ¿Asi pagas á tu Dios, pueblo necio é insensato ¿por ventura no es él tu padre, que te poseyó como propia heredad, que te hizo y te crió, que siempre te ha enriquecido con sus gracias y distinguido entre las naciones todas?

7. Acuérdate ;oh España! de los tiempos antiguos, considera una por una las generaciones ; pregunta á tus padres y te lo declararán ; á tus mayores y te lo dirán.

8. Cuando el Señor por sus juicios eternos permi. tia la division en otras gentes, cuando los abandonaba al loco frenesí de la nefanda filosofia y de sus er-rores, puso un muro de bronce para que á tí no asaltaran.

9. Y privilegió á tí su nacion querida , y te preservó de los males que aquellas sufrieran. Cuando te tenian por nacion ruda,

nacion ruda, fanática atrasada en las arterías de la impiedad y el desorden entonces te guardó el Señor como á la pupila de su ojo

Como el águila que estiende sus alas para proteger los polluelos de su nido , asi el Señor andaba sobre nosotros, y nos tomó y llevó sobre sus hombros.

Solo Dios y su Religion verdadera fue nues tro caudillo, y jamás entre nosotros hallaron entrad las mentiras de la impiedad.

13. Nos estableció en una tierra fecunda y en ui parage elevado sobre las bajezas con que los dema pueblos se mancharon, y nos dió á comer el nécta i de sus verdades divinas, y á gozar con prodigio de agua de su gracia , que salta hasta la eternidad.

14. Nos alimento, como con manjares sólidos bien sazonados, con la doctrina pura de su Religio

IO.

II.

I 2.

[ocr errors]
« ZurückWeiter »